¿Qué es un servidor y que tipos hay?

Adentrarse en el mundo de la informática cuando somos nuevos en el tema puede llegar a resultar un tanto complicado, ya que en ocasiones nos topamos con algunos términos que nos resultan completamente desconocidos y que impiden que nos movamos como peces en el agua. Uno de los principales conceptos que debemos comprender a la […]

Adentrarse en el mundo de la informática cuando somos nuevos en el tema puede llegar a resultar un tanto complicado, ya que en ocasiones nos topamos con algunos términos que nos resultan completamente desconocidos y que impiden que nos movamos como peces en el agua.

Uno de los principales conceptos que debemos comprender a la perfección cuando nos sumergimos en el universo digital es el de “servidor”.

¿Qué es un servidor?

Un servidor es un equipo que tiene instalado un software, el cual almacena archivos y los distribuye en internet, de modo que otros ordenadores puedan hacer uso de ellos.

Su principal objetivo es proveer recursos útiles para los usuarios, tales como almacenamiento web, de e-mail, protección de datos, entre muchos otros.

¿Qué tipos de servidores hay?

Actualmente se cuenta con una amplia gama de servidores; puedes encontrar desde servidores de impresiones, hasta servidores de seguridad. A continuación te presentaremos los más utilizados.

Servidores Web

Los servidores Web, también conocidos como servidores HTTP, surgen en 1990 ante la necesidad de estandarizar la comunicación entre distintas plataformas y lenguajes de programación, brindando una alternativa para el intercambio de información más rápida y sencilla.

Éstos proporcionan las herramientas necesarias para almacenar toda la información contenida en una página de internet, y de igual modo enviar la información al cliente que la solicite, es decir, hacen posible lo que se conoce como hosting.

Un servidor Web tiene la capacidad de atender simultáneamente las solicitudes de varios ordenadores; sin embargo, la eficiencia de éste puede depender de factores como la velocidad de procesamiento, el hardware, el número de solicitudes, y los contenidos web dinámicos, ya que estos últimos requieren una mayor cantidad de recursos que los contenidos estáticos.

Dentro de las opciones de servidores web que podrás encontrar, los más comunes son los servidores compartidos, los dedicados, y los servidores virtuales. Los servidores compartidos ofrecen un espacio para que puedas alojar tu información, y debes compartir recursos como el mismo CPU, la memoria RAM, el sistema operativo, la dirección IP, e incluso la misma conexión a internet.

Un servidor dedicado es aquel que contrata un solo cliente, el cual no debe compartir recursos con nadie más, y la capacidad de almacenamiento que te ofrece es superior a cualquier otro tipo de alojamiento web. Finalmente, el servidor virtual es el que combina características de los dos anteriores; el servidor físico realiza particiones virtuales que trabajan de forma independiente, y lo único que se comparte es el costo.

En el artículo ¿Qué es hosting y para qué sirve?, podrás encontrar más información acerca de las distintas opciones de hosting que existen.

Servidores FTP

Un servidor de Protocolo para Transferencia de Archivos, o File Transfer Protocol por sus siglas en inglés, es un programa que se ejecuta cuando se está conectado a Internet o a algún otro tipo de red (LAN, MAN, etc.), el cual permite el desplazamiento o transferencia de datos entre otros servidores u ordenadores.

Este tipo de servidores se crearon tomando como base una arquitectura tipo cliente-servidor, es decir, la computadora del cliente debe conectarse primero con el servidor para poder descargar o almacenar archivos.

A pesar de que es uno de los protocolos más antiguos, ya que su creación data de 1971, sigue siendo uno de los más utilizados debido a que ha ido evolucionando con el paso del tiempo y es considerado rápido, confiable y seguro.

Los Servidores FTP son usados principalmente para el respaldo de datos y archivos, es decir, como un servidor de backup, sin embargo cuenta con otros usos.

Servidores de Correo

Los servidores de Correo son aplicaciones informáticas que permiten el intercambio de mensajes a través de sistemas de comunicación electrónicos, los cuales se comenzaron a desarrollar desde 1971.

Éstos trabajan como el servicio de correos, la gran diferencia es que en lugar de tardar días o semanas en enviar grandes paquetes y documentos en papel, envían datos digitales e información electrónica en cuestión de segundos, permitiendo una comunicación casi inmediata.

Para que se pueda llevar a cabo el correcto funcionamiento de estos servicios es necesario hacer uso de diferentes tipos de protocolos de red, que son básicamente las normativas o reglas que permiten que circule información en una red informática. Los más comunes son los protocolos HTTP, SMTP, POP, POP3, e IMAP.

Para conocer más acerca de estos protocolos te recomendamos que leas nuestro artículo ¿Qué son los Protocolos de Red?

Servidores IRC

Tuvo sus inicios en 1988 y fue un gran éxito debido a que logró generar una comunicación escrita inmediata y en tiempo real entre dos o más personas a través de internet.

El Internet Relay Chat por sus siglas en inglés, es actualmente uno de los servicios de chat más utilizados, el cual consiste básicamente en que varios servidores están conectados a una red, de modo que cualquier persona alrededor del mundo puede unirse a uno de éstos y chatear con cualquier otro usuario conectado a Internet. Al igual que un servidor FTP, éste también está basado en una arquitectura tipo cliente-servidor.

El IRC permite participar en salones de chat públicos y a la vez mantener conversaciones privadas; limitar el máximo de participantes e incluso expulsar a aquellos integrantes no deseados. Además, permite el intercambio de otro tipo de archivos, tales como imágenes o sonido, de modo que genera una mayor interacción en los salones de chat.

Servidores de Juegos

Los también conocidos Game Servers, como lo dice su nombre, se especializan en alojar juegos de video, es decir, de proveer el espacio para que sus creadores o desarrolladores puedan ofrecer sus juegos en internet. Además, este servidor tiene como función recopilar la información de cada jugador conectado y enviarla al resto de participantes de forma inmediata de modo que puedan generarse partidas en tiempo real.

Existen dos tipos de servidores de videojuegos, el de escucha y el dedicado. Los servidores de escucha son utilizados en su mayoría por grupos reducidos de jugadores que desean tener sesiones de videojuegos compartiendo una red local. Funcionan ya que los requisitos de procesamiento y ancho de banda se ejecutan desde una misma máquina.

Los servidores dedicados trabajan de forma independiente, operados por el cliente desarrollador del videojuego. Éstos te permiten controlar y actualizar el contenido de forma constante, y su mayor ventaja es que, al estar ubicados en centros de datos, la potencia y el ancho de banda que ofrecen permiten que exista un gran número de jugadores simultáneos.

Servidores Proxy

Un servidor Proxy funciona como intermediario entre otros dos sistemas informáticos, contribuyendo a la seguridad de la red. Al no requerir comunicación directa entre el remitente y el destinatario, hace posible el intercambio de datos e información entre sistemas que cuentan con incompatibilidad de direcciones IP.
Además, forma parte fundamental del Firewall, que es el software que protege a los sistemas de ataques de redes públicas como el robo de datos confidenciales, la pérdida de información valiosa, e incluso la denegación a servicios de nuestra red.

Entre otra de las funciones del proxy se encuentra la generación de lo que se conoce como Caché, el cual sirve para responder rápidamente las peticiones de una red local, y esto se logra mediante una copia temporal de los datos obtenidos desde Internet. Ayuda al ahorro de tiempo y ancho de banda.

VPN

Una Virtual Private Network es una tecnología utilizada para realizar conexiones seguras a una red privada de una o varias computadoras sin que se encuentren físicamente en el mismo lugar. Ésta ayuda a proteger nuestra información, ya que al conectarnos a una VPN se genera un tipo de “túnel virtual” por el que pasa toda nuestra información, y los datos enviados o solicitados se encuentran cifrados hasta que salen de la VPN.

Hacer uso de esta tecnología tiene ciertas ventajas. La primera y más importante de todas es, como ya se había mencionado anteriormente, la protección de tus datos. Sin embargo, otro de los grandes beneficios es el acceso a cualquier lugar de la red sin restricciones geográficas.

Etiquetas: Tecnología Web

Alejandra Torres

Alejandra Torres

Ale, escritora de corazón y mercadóloga de profesión. Orgullosa mexicana originaria de la ciudad de los ángeles; lleva más de 4 años plasmando y compartiendo ideas, opiniones, conocimiento y experiencias de vida a través de la redacción. Su principal pasión: aprender. Libros, viajes, gente, experiencias; siempre hay algo nuevo que saber.