¿Qué es el hosting, para que sirve y qué tipos hay?

¿Qué es hosting? – Esta es una pregunta usual entre usuarios de internet. Si está entre tus planes familiarizarte con la creación de sitios web, ya sea para tener un blog o desarrollar una página propia, deberás entender a la perfección qué es el hosting, ya que será fundamental en tu toma de decisiones.

Una computadora que simboliza el servidor de alojamiento web y sus contenidos.

Imagen: ©djvstock /123RF

Existen algunos aspectos importantes que debes tomar en cuenta antes de decidir qué tipo de almacenamiento web utilizarás.

En este artículo abarcaremos algunos puntos que estamos seguros te serán de gran utilidad, como por ejemplo cómo funciona el hosting, su diferenciación con otros conceptos clave, como el dominio o la dirección IP, y los tipos de hosting.

¿Qué es un hosting?

En palabras simples, hosting, que también es conocido como almacenamiento web, es el espacio físico que rentas en un servidor en el que puedes guardar toda la información de tu página web y que permite que tu sitio sea visible entre los usuarios de internet.

Los proveedores de hosting son los que te ofrecen el servicio de almacenamiento.

¿Cómo funciona el hosting?

El hosting funciona como una memoria USB. En ella simplemente guardas tus documentos y no sirve para nada más que para contener la información que deseas. Cuando quieres usar los archivos guardados en ella simplemente la conectas a la computadora y abres la carpeta de tu interés. Es decir, almacena, al igual que el hosting.

En palabras fáciles, el hosting se limita a guardar la información de tu sitio y cuando un usuario quiere verla, internet busca dicha información en el servidor que la almacena.

En el diagrama que presentamos a continuación puedes observar el modo en el que opera el acceso a la información almacenada en el hosting.

Infografía que describe la relación entre el usuario (buscando información) y el servidor de hosting.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

El proceso es bastante sencillo. El primer paso es darle clic a la página de tu interés o teclear en el buscador la página a la que quieres acceder. Una vez que lo haces, internet hace la búsqueda de información en el servidor. Finalmente, una vez que internet encuentra todo el contenido de la página lo descarga en tu computadora para que puedas tener acceso a él.

Si bien puede sonar complicado, todo este proceso tarda cuestión de segundos.

¿Qué diferencia hay entre hosting y dominio?

Cuando hablamos de hosting nos referimos al espacio en el que almacenas toda la información de tu sitio, mientras que el dominio es el nombre que asignas a tu página en internet para que los usuarios puedan encontrarte fácilmente y accedan a tu contenido.

La función del dominio es dar una identidad, como ocurre con el dominio comparahosting.com.

¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Qué diferencia hay entre hosting y dirección IP?

En el hosting guardamos información, mientras que la dirección IP es un conjunto de números único e irrepetible que sirve para identificar una computadora conectada a la red que transporta paquetes de información, de forma que no haya duda del origen y destino de la transmisión de datos. Una dirección IP se ve así: 200.36.127.40.

Déjanos ponerte un ejemplo más claro. El hosting es como la casa que estás rentando. En ella están todas tus cosas: sala, comedor, televisor, álbumes de fotos, ropa, zapatos, etc. (que son los archivos e información almacenados).

El dominio sería la dirección de la casa, la cual ayuda a identificar fácilmente dónde está ubicada: Calle Margaritas No.4218, Colonia los Volcanes. Y por último, la dirección IP serían las coordenadas con las que puedes localizar la casa en el GPS.

¿Qué tipos de hosting existen?

Si bien el mercado ofrece varios tipos de hosting que cubren distintas necesidades, te presentamos los 6 más comunes:

Cada uno de ellos con diferentes prestaciones y especialmente creado para las necesidades específicas de cada cliente.

¿Qué es el hosting compartido?

El hosting compartido es un tipo de alojamiento donde el proveedor alquila pequeños espacios a varios sitios web dentro de un mismo servidor. Así, todos los clientes alojan su contenido y a la vez comparten los recursos del servidor, entre otros CPU, procesador, memoria RAM, ancho de banda, dirección IP o la transferencia mensual de datos.

Funciona como un edificio de departamentos. El edificio (servidor) tiene ciertas divisiones que forman pequeñas viviendas al interior. Cada departamento (cuenta de hosting compartido) es rentado por diferentes personas y entre todas comparten servicios como el elevador, la vigilancia, el mantenimiento, la luz, o el agua (los recursos). Si el elevador se descompone y alguno de los inquilinos no ha pagado su cuota de mantenimiento, entonces no se reparará hasta que éste liquide su deuda.

¿Cómo funciona el hosting compartido?

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Qué es un servidor dedicado?

Un servidor dedicado es aquel cuyo uso exclusivo es de un solo cliente. Es decir, no comparte recursos con otras personas o empresas, puesto que utiliza un servidor entero, por lo que el rendimiento no se ve afectado por el tráfico, como puede suceder con el hosting compartido, además de que cuenta con un mayor nivel de seguridad.

Si el hosting compartido podíamos compararlo con alquilar un departamento, el servidor dedicado sería como alquilar tu propia casa, ya que estarías rentando la propiedad completa. No compartes servicios con nadie; si se te olvida pagar la luz, el único afectado eres tú.

¿Cómo funciona el hosting dedicado?

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Qué es un VPS (Servidor Privado Virtual)?

Un VPS (Servidor Privado o Virtual o Virtual Private Server en inglés), es un servicio de almacenamiento web caracterizado por un servidor físico dividido en particiones virtuales independientes capaces de trabajar con su propio sistema operativo y sin compartir recursos con otros VPS. La prestación es similar al hosting compartido, pero con los beneficios de un servidor dedicado.

El VPS se suele comparar con el hosting compartido porque un mismo servidor es fraccionado virtualmente y alquilado por diferentes clientes. Sin embargo, en este caso el rendimiento de las páginas web no se ve afectado porque recursos como la memoria RAM, el procesador, el ancho de banda o la capacidad de transferencia de datos no son compartidos entre los múltiples usuarios, por ello sus beneficios se comparan con el servidor dedicado.

Un VPS es como un fraccionamiento. El terreno (servidor) es seccionado en cierta cantidad de lotes individuales en los que se construyen casas con servicios propios (servidores virtuales). Cada casa es alquilada por inquilinos diferentes. Lo único que comparten entre ellos es el costo del alumbrado de las calles al interior del fraccionamiento y del vigilante que abre y cierra el portón.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Qué es el cloud hosting o servidor en la “nube”?

Seguramente cloud es un término con el que ya estás familiarizado. Hoy en día los avances tecnológicos nos han llevado a utilizar “la nube” para guardar documentos, fotografías, y música.El almacenamiento web funciona de forma similar; todos los recursos que se utilizan para acopiar la información de tu sitio web son ejecutados desde una nube.

La principal ventaja del cloud hosting es que pagas sólo por lo que usas a diferencia de los demás servicios que ya tienen paquetes preestablecidos.

©Ondina Castillo / comparahosting.io

¿Qué es el hosting reseller o hosting revendedor?

El reseller hosting es básicamente la reventa del servicio de almacenamiento web. Es decir, adquieres el servicio de alojamiento con un proveedor y a la vez tienes clientes que te pagan por un hosting dentro del mismo plan que contrataste.

Como revendedor puedes incluir dominios externos o crear subdominios, además de crear los planes de hosting que quieras.

Ventajas del hosting revendedor:

  • No necesitas conocimientos técnicos para manejarlo. El panel de control más común para gestionar el servicio es conocido como CPanel, que además de facilitarte ciertas tareas y reducir tus tiempos de implementación, le da independencia a tus clientes para que ellos mismos manejen su servicio de almacenamiento web.
  • Puedes crear tus propios planes de hosting. El reseller hosting funciona igual que cuando se contrata cualquier otro tipo de alojamiento web: se arman diferentes planes dependiendo de las necesidades de los usuarios y a cada plan se le asigna un precio o cuota mensual dependiendo de los beneficios que ofrezcan. En este caso, la única diferencia es que quien está subarrendando el servicio será quien reciba los pagos mensuales por el alquiler.
  • El soporte técnico lo brinda el proveedor. La mayoría de los proveedores que te permiten ser un revendedor del servicio de almacenamiento se encargan del soporte técnico. Ellos realizan todas las labores de mantenimiento para que no se presente falla alguna o para solucionar algún tipo de problema existente.

¿Qué es el Mail Hosting (almacenamiento de correo)?

Actualmente existen empresas que brindan la posibilidad de tener una cuenta de correo electrónico personal de forma gratuita; algunas de las marcas más conocidas son Hotmail, Gmail y Yahoo. Sin embargo, el servicio de mail hosting te permite registrar tu propio nombre de dominio y tener un servicio profesional de correo.

Por ejemplo, si tu empresa se llama “Fulanitos Tres”, al contar con mail hosting todos los correos electrónicos tendrán el dominio: @fulanitostres.com.

Este es altamente recomendado cuando a nivel empresarial se busca generar una imagen de seriedad y confianza. Las ventajas que te ofrece este tipo de almacenamiento son muy similares a las de las opciones gratuitas, con la diferencia de que la dirección de correo será personalizada, tendrás mayor espacio de almacenamiento y contarás con mayor seguridad.

¿Cómo elegir la mejor opción de hosting?

Elegir la mejor opción de hosting no es una tarea sencilla, puesto que hoy en día existe una gran variedad de empresas que ofrecen distintos servicios de almacenamiento web. La diversidad de paquetes y beneficios es muy amplia y es normal que nos sintamos ligeramente confundidos debido a que no somos expertos en temas informáticos.

Determinar qué tipo de hosting es el más adecuado para nuestras necesidades o encontrar un proveedor de confianza son aspectos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de escoger un buen hosting.

Asimismo, no debemos dejar de lado los aspectos técnicos más importantes que hay que contemplar al elegir un alojamiento web, cuestiones que desarrollaremos en profundidad a lo largo de este artículo.

¿Qué tipo de hosting me conviene más?

Si tu sitio web es una PYME (pequeña y mediana empresa) o un blog de WordPress, normalmente basta un hosting compartido o un hosting especializado en el CMS que vas a utilizar. Si en cambio prevés muchos miles de visitas diarias, un sitio con muchas páginas o vas a usar una aplicación web muy compleja, mejor opta por otro hosting.

Para delimitar el tipo de hosting que necesitas, primero piensa cómo de grande quieres que sea tu proyecto web y cuáles son tus conocimientos técnicos para enfrentarte a cuestiones como la administración de un sitio web. Dependiendo de estos dos aspectos puedes elegir el hosting más adecuado a tus necesidades y a tu presupuesto económico.

Veamos a continuación una lista de aspectos básicos a tener en cuenta:

  1. Hosting compartido y hosting especializado. En muchos casos es más que suficiente un buen hosting compartido o algún hosting especializado, como por ejemplo en WordPress. Los dos tipos de alojamiento web están especialmente indicados para proyectos que disponen relativamente de pocos usuarios y cuyos propietarios no cuentan con un conocimiento técnico avanzado. De todas maneras, tengamos en cuenta que un buen hosting compartido puede llegar a soportar 20.000 usuarios o más al mes.
  2. Hosting dedicado o VPS. Para proyectos más grandes, como una tienda en línea, son recomendables el servidor dedicado o el VPS (Servidor Virtual Privado o Virtual Private Server en inglés). Un hosting dedicado está al servicio de un único cliente, que cuenta con acceso a todos los recursos de servidor, mientras que en un VPS el espacio es compartido en el hardware del servidor, pero el cliente cuenta con recursos propios.
  3. Hosting en “la nube”. El cloud hosting es el alojamiento web indicado para aquellos usuarios más avanzados en el plano técnico. También lo es para los que buscan una buena relación calidad-precio gracias a la escalabilidad de los servicios, es decir, a la posibilidad de incrementarlos o disminuirlos según necesidades. No es recomendable para principiantes porque la administración puede resultar complicada.
  4. Mail hosting. El mail hosting es aconsejable para aquellos usuarios que no desean crear un sitio web y lo que buscan es un correo electrónico corporativo tipo @tuempresa.

¿Qué es el managed hosting?

Es un servicio que ofrecen las compañías de alojamiento web muy indicado para usuarios sin conocimientos técnicos. También denominado “hosting gestionado”, el proveedor es el propietario y es quien se ocupa del mantenimiento y actualización de toda la infraestructura tecnológica, incluida la administración del hosting.

Su principal beneficio es que el usuario no tiene que preocuparse por nada y puede dedicarse solo a los contenidos, pero a cambio el precio es muy elevado.

Se aplica habitualmente en los servidores dedicados o VPS, pero las últimas tendencias también incluyen este servicio en el cloud hosting.

¿No estás seguro del tipo de hosting que es el mejor para tu proyecto? ¡Envíanos un mensaje y te ayudaremos personalmente!

¿Cómo elegir el mejor proveedor de hosting?

Para escoger al mejor proveedor de hosting debes tener en cuenta tus necesidades y analizar qué ofrecen las compañías de alojamiento web. Recuerda que en muchas ocasiones “lo barato sale caro”, por lo que la mejor opción será realizar una comparativa de lo que ofrecen las empresas por el mismo servicio. Consulta nuestras comparativas y saldrás de dudas.

Algunas de las variables que debes tener en cuenta son las siguientes:

  1. Comentarios positivos. Las opiniones positivas de los clientes de un servicio de hosting son las que aportan mayor credibilidad y es una manera fiable de comprobar si el proveedor cumple o no sus promesas. En este sentido, te aconsejamos que consultes nuestras comparativas de hosting para saber lo que piensan los clientes sobre un proveedor determinado.
  2. Servicio de atención al cliente en español. La atención al cliente debe ser “24/7”, es decir, veinticuatro horas durante los siete días de la semana. Trata de buscar un proveedor que te atienda en español y que ofrezca chat y atención telefónica para dudas urgentes.
  3. Métodos de pago. Fíjate bien en los métodos de pago disponibles y comprueba que se ajustan a tu ubicación geográfica. Recuerda que en algunos países de Latinoamérica en ocasiones hay problemas con las tarjetas de crédito como pasarelas de pago, pero puedes pagar con tarjeta desde cualquier país del mundo a través de sistema PayPal®, que además cuenta con un protocolo de seguridad, al igual que Skrill®. Otra posibilidad es PayU Latam una buena compañía para usuarios en Perú, México, Argentina, Panamá y Colombia.
  4. Precios. Los precios son muy importantes y es fundamental que escojas un proveedor que ofrezca una buena relación calidad-precio, pero también ten en cuenta que la calidad tiene su precio.
  5. ¿Proveedor nacional o internacional? En general, un usuario puede contratar su hosting con cualquier proveedor internacional. Solo tienes que asegurarte de que la compañía tiene un data center cerca de tu país o de la región principal de tu audiencia. También tienes que tener en cuenta que los proveedores internacionales en muchas ocasiones solo disponen de servicio técnico en inglés. Si no sabes el idioma, busca un proveedor que te ofrezca soporte en español.
  6. Uptime o rendimiento. Como sabes, el uptime te indica cuánto tiempo está disponible tu sitio web para que cualquier persona navegando en internet pueda verla. Verifica que el servicio de hosting te ofrezca al menos un uptime del 99%. En Internet existen multitud de herramientas para verificar el uptime y es uno de los aspectos que hay que comprobar a la hora de decantarse por un hosting.

¡Si tienes alguna duda o pregunta, envíanos un mensaje y te ayudaremos!

¿Qué características técnicas debo considerar en un hosting?

Un buen alojamiento web debe contar con una serie de características técnicas indispensables para un funcionamiento eficaz, pero en ocasiones las compañías de hosting tratan de captar clientes con publicidad engañosa, por lo que debes estar atento a lo que realmente necesitas para que tu proyecto online sea un éxito duradero en el tiempo.

A continuación exponemos un listado de variables importantes en el aspecto técnico:

  1. ¿Incluye dominio? No es un requisito imprescindible porque siempre tienes la opción de contratar tu dominio aparte del hosting y posteriormente conectarlo con tu cuenta de alojamiento web.
  2. ¿Cuánto espacio en disco hay? En general, no es un factor muy importante cuando no quieres almacenar cantidades extremas de datos. Muchos webhosts o compañías de hosting lo usan para su publicidad, pero la verdad es que al 90% de los usuarios (con un blog o sitio web corporativo) no les importa si tienen 1 GB, 5 GB o 10 GB de espacio de almacenamiento.
  3. Transferencia de datos mensual. No debe tener límites para que no tengas una mala sorpresa a fin del mes. En la actualidad, el paquete estándar incluye una transferencia mensual “sin límites”, por lo que no tendrás que preocuparte por este aspecto.
  4. SSD vs. HDD. El disco SSD es superior, pero más caro también, además de que no todos los servicios de hosting lo ofrecen. Podemos definir el hosting SSD como un tipo de almacenamiento novedoso en el mercado. Entre sus beneficios destaca su mayor velocidad (hasta 300 veces más rápido de un disco mecánico) y su alta confiabilidad, dado que se calienta menos, hace menos ruido y consume menores cantidades de energía. A cambio, su mayor desventaja es un coste notablemente más elevado.
  5. Cuentas de correo. Si buscamos que nuestra presencia online sea de verdad profesional, necesitamos un hosting que nos posibilite abrir cuentas de correo electrónico tipo correo@mipagina.com. Normalmente, los hosting incluyen este servicio, aunque algunos lo consideran un extra adicional por el que hay que pagar. Debemos, por tanto, tener en cuenta nuestras necesidades y actuar en consecuencia.
  6. Copias de seguridad o backup. Nos puede ocurrir que se nos vaya la luz y nos quedemos sin el trabajo realizado en un documento, por ejemplo. Con los hosting ocurre igual: hemos editado nuestra página web y de pronto el servidor se cae y es imposible recuperarla. La mayoría de los proveedores de hosting añaden esta característica en su lista de servicios, pero no siempre ocurre así, por lo que es necesario consultar si el plan que nos interesa incluye copias de seguridad.
  7. Seguridad. La seguridad no solo se refiere a que ningún hacker entre en nuestro sistema, sino también a si la infraestructura del proveedor asegura que sólo los usuarios autorizados accedan a ella, a que nuestros archivos no puedan ser alterados, borrados, dañados o destruidos o a que se elimine la posibilidad de suplantación de identidad, entre otras cosas. En este apartado también hay que fijarse si el proveedor nos ofrece antivirus o control de spam, entre otros, además de actualizaciones automáticas.
  8. Requisitos mínimos de tu CMS o aplicación web. Si vas a instalar algún CMS, asegúrate de que el plan de hosting cuenta con unas características mínimas para el editor web. Es importante, por ejemplo, que el plan incluya al menos una base de datos MySQL y una versión reciente de PHP, aunque estos requisitos pueden variar dependiendo del CMS o de la aplicación web que escojas.
  9. Hosting especializado para CMS. Si utilizas algún CMS como WordPress es interesante que consideres la posibilidad de usar hosting especializado, ya sea para WordPress, Joomla o Magento. Estos alojamientos web normalmente son hosting compartido con un rendimiento especialmente alto ya que el proveedor los optimiza para el CMS respectivo. En general, por su mayor rendimiento, los VPS o servidores dedicados siguen siendo superiores al hosting especializado para WordPress, Joomla, Magento o otro CMS.
  10. Escalabilidad. Por último, no te preocupes si al principio escoges un plan modesto porque la mayoría de los proveedores te permiten realizar un upgrade (cambiar a un plan superior) sin problema alguno. Si la escalabilidad es realmente importante para ti (en el caso por ejemplo, de que tengas una aplicación o página web que está creciendo rápidamente), debes optar por el cloud hosting o un servidor virtual, ya que estas opciones te ofrecen la mejor escalabilidad.

¡Si tienes alguna duda o pregunta, envíanos un mensaje y te ayudaremos!

¿Sirve el hosting gratuito?

El hosting gratuito es útil para aprender y experimentar con un alojamiento web real, pero es poco recomendable para un proyecto serio y profesional porque cuenta con funcionalidades limitadas. Además suele estar financiado por publicidad que desmerece la imagen de calidad que queremos ofrecer a nuestros clientes.

¿Cómo funciona el servicio gratuito de hosting?

La mayoría de empresas proveedoras de hosting que ofrecen servicios gratuitos en realidad suministran un servicio sumamente básico esperando que las necesidades del usuario lo impulsen a contratar algún paquete más completo.

En muchas ocasiones, la única ventaja real que te ofrecen es el espacio para subir tu sitio web, puesto que los inconvenientes suelen ser mayores.

¿Cuáles son las limitaciones que ofrece un hosting gratuito?

Los proveedores del servicio te ofrecen un espacio para alojar tu sitio web, pero entre otras desventajas se encuentran:

  1. Límite del espacio en disco
  2. Límite del ancho de banda, que deriva en lentitud
  3. Publicidad y carencia de copias de seguridad
  4. Límite en el tráfico de visitas y en soporte técnico
  5. Subdominio tipo http://mipagina.proveedor.com/

¿Cuándo es interesante un hosting gratuito?

Un hosting gratuito suele ser un señuelo para captar a los clientes más reacios a las opciones de pago, pero puede resultar de interés utilizar Blogger o WordPress.org para aprender cómo funciona un alojamiento web, para experimentar con un hosting real o, finalmente, para sitios web pequeños como foros o blogs sin mucho tráfico.

Etiquetas: Hosting

Alejandra Torres

Alejandra Torres

Ale, escritora de corazón y mercadóloga de profesión. Orgullosa mexicana originaria de la ciudad de los ángeles; lleva más de 4 años plasmando y compartiendo ideas, opiniones, conocimiento y experiencias de vida a través de la redacción. Su principal pasión: aprender. Libros, viajes, gente, experiencias; siempre hay algo nuevo que saber.