¿Qué es una CDN y cuando me conviene usar una?

Una de las recomendaciones que se realizan cuando deseas contratar un buen servicio de hosting es que tomes en cuenta que el centro de datos se localice cercano a ti. Sin embargo, cada día los data center comienzan a volverse menos relevantes en la toma de decisiones, ya que las CDN brindan mayores beneficios.

Imagen: ©usbfcos /123RF

En este artículo te vamos a explicar qué es específicamente una CDN (Red de Distribución de Contenido en español), para qué sirve, cómo funciona, cuándo puede resultar conveniente y cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes.

¿Qué es exactamente una CDN?

Una CDN (Red de Distribución de Contenido o Content Delivery Network, por sus siglas en inglés) es un conjunto de servidores ubicados en diferentes zonas geográficas que contienen copias locales de los contenidos de los clientes.

El objetivo es que los visitantes que están lejos reciban rápidamente el contenido del sitio web desde el servidor más cercano físicamente.

Entre sus características más importantes se encuentran:

  • Contenido estático. Las CDN almacenan y distribuyen principalmente contenido estático (como imágenes, vídeos, scripts u hojas de estilo) para que la experiencia de navegación sea más ágil.
  • Eficacia. Debido a la multiplicidad de sus puntos de almacenamiento, estas redes son capaces de proveer el contenido a los usuarios de una manera más eficiente, principalmente gracias a que se reduce el consumo de ancho de banda.

¿Cómo funciona una CDN?

Cuando un usuario quiere ver tu sitio web el servidor físicamente más cercano le facilita todo el contenido.

Es decir, como la CDN tiene una red de servidores ubicados en diferentes partes del mundo localizará el más próximo al usuario que desea acceder al sitio web y de ese servidor será descargada la copia del contenido.

Este gráfico nos muestra como funciona una CDN (Content Delivery Network) a través del servidor de origen, los nodos CDN y la optimización entrega.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

En la imagen previamente presentada se explica visualmente el funcionamiento básico de una CDN:

  1. Servidor de origen. En primer lugar, observamos un servidor de origen, que es en donde se almacena en primera instancia la información de la página del cliente.
  2. Nodos CDN. Asimismo, se pueden apreciar una serie de nodos CDN o servidores conectados a la red, en los cuales se almacena una copia de los datos.
  3. Optimización entrega. Cuando un usuario envía la solicitud para visualizar la información, los datos se descargan del nodo más cercano a él.

¿Cuándo me conviene usar una CDN?

Fundamentalmente, es conveniente utilizar una CDN cuando tu sitio web aspira a ser de carácter internacional o cuando quieres distribuir audio y vídeo a múltiples usuarios. Una CDN es importante si tienes una tienda de comercio electrónico y quieres vender más allá de tu país, al igual que si deseas crear una página de cine en streaming.

A continuación, permítenos profundizar en estos dos aspectos y añadir alguna ocasión más en la que una CDN puede ser de gran interés:

  1. Alcance Global. Nuestra primera recomendación si estás pensando en hacer uso de una CDN es que analices y definas qué alcance tendrá tu sitio web. La velocidad de carga es esencial si tienes una tienda online, por ejemplo, y pretendes vender tus productos en distintos países. Si la página tarda más en cargar en un país que en otro perderás clientes.
  2. Archivos Multimedia. Otro factor que te ayudará a definir qué tan necesario es usar una CDN será la cantidad de archivos multimedia que pretendas insertar en tu página. A mayor cantidad de fotos y videos se incrementa el riesgo de que tu web se vuelva más lenta, por lo que una CDN puede resultar indispensable. Recuerda que los usuarios actuales de Internet no están dispuestos a esperar si un vídeo tarda en cargar y que las CDN soportan con eficacia las tecnologías streaming.
  3. Picos de tráfico. La CDN permite que puedas asumir más tráfico en tu sitio web y no afecta a la velocidad de carga de los usuarios. Por tanto, si tienes una tienda online no tendrás que preocuparte si aumentan las visitas.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de recurrír a una CDN?

La utilización de una CDN cuenta con evidentes ventajas para los usuarios de un sitio web que vende productos a nivel internacional.

La red de entrega de contenidos también es beneficiosa para aquellos que disponen de un website con mucho tráfico, pero no todo son virtudes y a veces hasta puede resultar inconveniente, como veremos a continuación:

¿Cuáles son las ventajas de usar una CDN?

  1. Ayuda a evitar la saturación de la página web. Recuerda que tiene la capacidad de absorber los picos de tráfico.
  2. Más estabilidad.
  3. Menor tiempo de carga. Es decir, se reduce la latencia del proceso de transferencia y se aprovecha mejor el ancho de su banda.
  4. Disminuye el tiempo de transferencia de datos.
  5. Atenúa la carga del servidor. Si tienes un pico de tráfico es la CDN quien se encarga, por lo que el servidor funcionará mejor.
  6. Es capaz de bloquear ataques. Por ejemplo, DDos o spam.
  7. La web sigue accesible aunque el servidor falle. Y esto es posible porque se almacenan duplicados o réplicas en los nodos del CDN.

¿Cuáles son las desventajas de usar una CDN?

  1. Coste. Si recurrimos a una CDN para externalizar servicios, como por ejemplo todo el contenido estático, tendremos que asumir un coste mayor.
  2. Seguridad. Al contar con diversos nodos para introducir información también hay más puertas de enlace, la vía habitual de los hackers para generar fallos en el sistema.

Esperamos que el artículo te haya sido útil y, no te olvides, si la información sobre las CDNs te ha resultado interesante comparte el artículo en tus redes sociales.

Etiquetas: Tecnología Web

Alejandra Torres

Alejandra Torres

Ale, escritora de corazón y mercadóloga de profesión. Orgullosa mexicana originaria de la ciudad de los ángeles; lleva más de 4 años plasmando y compartiendo ideas, opiniones, conocimiento y experiencias de vida a través de la redacción. Su principal pasión: aprender. Libros, viajes, gente, experiencias; siempre hay algo nuevo que saber.