¿Qué es un CMS y para qué sirve?

Posiblemente, durante tu época de estudiante cursaste la materia de informática y te enseñaron algunos conceptos básicos de HTML (HyperText Markup Language, en inglés), como los comandos para escribir con negritas, para insertar una imagen o incluso para cambiar el color de fondo de tu página de internet, entre otras muchas posibilidades.

Si bien todos los comandos mencionados siguen formando parte del lenguaje informático, actualmente existen nuevas herramientas que permiten un manejo mucho más sencillo de los sitios web, como los CMSs, que son Sistemas de Gestión de Contenidos o Content Management Systems por sus siglas en inglés.

En este artículo veremos en profundidad qué es un CMS y para qué se utiliza, qué tipos existen y qué ventajas e inconvenientes pueden suponer para el usuario.

¿Qué es un CMS?

Un CMS o Sistema de Gestión de Contenidos es un programa que le permite al usuario un fácil manejo de información para su página de Internet.

Es decir, es una herramienta que faculta al usuario para crear, editar, publicar e incluso clasificar contenidos en su sitio web sin tener que estar lidiando con lenguajes complejos de programación.

Antes se creaba la página Web mediante la programación del código HTML. Un CMS te ayuda a diseñar la página de forma sencilla, sin necesidad de usar lenguaje HTML.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Qué tipos de CMS existen?

Así como en la web podemos encontrar diferentes páginas, como blogs o páginas corporativas, también existen distintos tipos de CMS que sirven mejor para el manejo de cada una de ellas. En el mercado existen CMS especializados para crear blogs o sitios de e-commerce, entre otros, y una de las clasificaciones más comunes se basa en su costo.

En función del precio, existen CMS con licencia gratuita y CMS de pago, como veremos a continuación:

CMS con licencia gratuita

El CMS gratuito suele ser desarrollado por una comunidad de programadores que voluntariamente mejoran y lanzan nuevas ediciones del software, por lo que el soporte técnico directo es difícil de encontrar. Para solucionar cualquier problema es más fácil buscar respuestas en foros de usuarios.

Los tres proyectos de código abierto y con licencia gratuita más conocidos son WordPress, Joomla y Drupal:

  1. WordPress. Este es el CMS más popular actualmente y su plataforma permite crear sitios web no sólo con contenido escrito, sino que a su vez se pueden incluir vídeos o imágenes, entre otras funcionalidades. Puedes instalarlo sin dificultad para crear los contenidos que desees, pero necesitarás de un servidor con soporte PHP y MySQL si optas WordPress.org. En su versión gratuita incluso una persona sin conocimientos de programación sería capaz de utilizarlo.
  2. Joomla. Este CMS es ligeramente más complejo que WordPress, sin perder facilidad de uso. Permite la creación de sitios web que requieren de interacción con una comunidad de usuarios, como por ejemplo revistas, periódicos o sitios de encuestas, entre otros. Para personas con conocimientos básicos de algoritmia y HTML será más sencillo de usar.
  3. Drupal. Este CMS es considerado de clase empresarial, ya que puede integrarse fácilmente con herramientas administrativas como SAP. Sin embargo, cuenta con un grado de complejidad más elevado que WordPress y Joomla, por lo que su uso es ideal para desarrolladores.

CMS de pago

A diferencia de los CMSs gratuitos, los de pago cuentan con la garantía de la empresa creadora, por lo que su soporte técnico tratará de resolver tu problema a la máxima brevedad y su mantenimiento será periódico, entre otras facilidades para sus usuarios.

Te presentamos algunos de los más populares, como Weebly, Shopify o SquareSpace:

  1. Weebly. Este Sistema de Gestión de Contenidos sirve para crear una amplia variedad de sitios web, desde blogs hasta páginas que soporten el comercio electrónico. Su plataforma usa un formato drag & Drop, que mediante arrastrar y soltar permite agregar contenido como imágenes y vídeos fácilmente.
  2. Shopify. Este es uno de los CMS más utilizados para la creación de tiendas online. Su facilidad de uso permite que el usuario pueda diseñar y gestionar su sitio web agregando imágenes o descripciones de productos sin contar necesariamente con conocimientos de programación.
  3. SquareSpace. Este es otro CMS usado para la creación de prácticamente cualquier tipo de sitio web, con la diferencia de que el software no puede ser descargado e instalado en un servidor propio. Cuenta con vistosas plantillas para sitios con gran carga visual y su facilidad de uso permite que usuarios sin conocimientos técnicos sean capaces de manejarlo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar un CMS?

La utilización de un CMS facilita la vida de muchos usuarios sin conocimientos técnicos para administrar contenidos, pero también puede suponer inconvenientes que es necesario conocer en profundidad antes de decidirte por uno de ellos.

A continuación, te exponemos un listado con las principales ventajas y desventajas a la hora de recurrir a un gestor de contenido:

¿Cuáles son las ventajas de usar un CMS?

  1. El desarrollo de tu sitio web será más rápido. No es lo mismo tener que implementar funcionalidades a mano que las tareas las realice automáticamente un CMS.
  2. Facilidad de uso. Muchos CMS actuales son muy fáciles de usar, por lo que no es necesario tener un amplio conocimiento en programación para poder crear, modificar o actualizar tus contenidos.
  3. Personalización. Los CMS te permiten personalizar el diseño web de tu página, así como individualizar las funcionalidades de la plataforma del gestor de contenidos. Así, puedes implementar rápidamente un calendario de eventos, un formulario o una encuesta, entre otros ejemplos, tres acciones que de otra manera te costarían bastante más trabajo si no cuentas con habilidades técnicas.
  4. Escalabilidad. Es decir, puedes añadir nuevas funcionalidades a tu sitio web en cualquier momento, ya sea a través de plugins o módulos.
  5. Posicionamiento SEO. Puedes posicionar tu sitio web en Google si cuentas con un gestor de contenidos “SEO friendly”, o lo que es lo mismo, que incluya herramientas de optimización de contenidos para mejorar tu posición en los motores de búsqueda.
  6. Ahorro económico. Es mucho más barato desarrollar un sitio web con un CMS que comenzar desde cero, además de que te ahorras la asistencia técnica si aprendes por ti mismo a solucionar los pequeños problemas que te vayas encontrando.
  7. Seguridad. El servidor de un CMS cuenta con actualizaciones constantes para evitar incidencias de seguridad que afecten a sus usuarios.

¿Cuáles son las desventajas de usar un CMS?

  1. Requiere mantenerlo siempre actualizado. De lo contrario, su sitio web puede sufrir fallas de seguridad, ideales para los hackers. También puedes sufrir problemas de lentitud en tu sitio, de ahí la importancia de las actualizaciones.
  2. Menos elasticidad. Los CMS de código abierto suponen una estructura más o menos rígida, donde podemos hacer lo que queramos siempre que nos atengamos a la configuración propia de la plataforma.
  3. Aprendizaje. Los usuarios deben de aprender nociones mínimas para administrar su sitio web o de lo contrario requerirán pagar personal con experiencia para que el CMS esté perfectamente actualizado.
  4. Costes adicionales. Ya sea porque quieres mejorar el sitio comprando una plantilla muy original o porque necesitas incrementar funcionalidades que suponen un precio.

Etiquetas: Tecnología Web

Alejandra Torres

Alejandra Torres

Ale, escritora de corazón y mercadóloga de profesión. Orgullosa mexicana originaria de la ciudad de los ángeles; lleva más de 4 años plasmando y compartiendo ideas, opiniones, conocimiento y experiencias de vida a través de la redacción. Su principal pasión: aprender. Libros, viajes, gente, experiencias; siempre hay algo nuevo que saber.