¿Cómo elegir, registrar o transferir un dominio?

¿Te planteas registrar un dominio?, ¿ya sabes cómo buscar el más adecuado? Quizá ya tengas el nombre elegido y puede incluso que ya sepas qué extensión quieres, ¿pero está disponible? Esta y otras preguntas son muy habituales en toda persona que recurre a Internet por primera vez para hacerse con un nombre en la red.

Imagen: ©jannoon028 /123RF

También hay quien tiene tan claro qué dominio quiere que no para hasta conseguirlo. Es obvio que podrías hacerte con él si fueras millonario, pero aunque no lo seas también hay fórmulas para contentarte.

En este artículo vamos a ver cómo verificar si está libre el nombre qué buscas y qué hacer si no está disponible para lograr una transferencia, comenzando por la búsqueda de su propietario legal.

Asimismo, te ayudamos con una lista de los TLDs más importantes de España y América Latina para que dispongas de todas las opciones. Pero empecemos por el principio y veamos cómo seleccionar el mejor nombre de dominio.

Comprar un dominio en 3 pasos: Verificar su disponbilidad, comparar proveedores, ingresar datos personales.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Cómo escoger un buen nombre de dominio?

Seguro que ya tienes un nombre de dominio rondando en tu cabeza, ¿pero es el adecuado?, ¿es el mejor posible para tu objetivo?

Sea o no sea un dominio gratuito, debes reflexionar sobre cuál va a ser su denominación y tomar la decisión con mucha calma. Después no hay vuelta atrás salvo que adquieras otra extensión o TLD.

Aquí ves un resumen gráfico de los puntos mencionados anteriormente, explicándote como elegir el dominio perfecto.

©Ondina Castillo / comparahosting.com

¿Cúales son las claves para elegir el nombre de dominio perfecto?

  1. Utiliza el nombre de tu marca. Si tu objetivo es crear un negocio online puedes introducir el nombre de tu marca o tienda en el dominio. Las palabras clave en los dominios ya no son tan esenciales para los motores de búsqueda de Google, pero es algo que puede volver a cambiar en el futuro. No lo sabemos.
  2. Una buena denominación. Un dominio está formado por un nombre de dominio y su correspondiente TLD o extensión de dominio (por ejemplo, en mipagina.es la extensión o TLD es “.es”). Ten en cuenta que una buena denominación puede ser fundamental para el SEO.
  3. Cuanto más corto y memorable mejor. Si la denominación de tu negocio, proyecto o marca es complicada busca combinaciones sencillas, fáciles de pronunciar y recordar. Existen multitud de herramientas para ello, como Wordoid, entre otras.
  4. La longitud del dominio. La longitud del nombre debe ser inferior a 15 caracteres y todavía mejor si está por debajo de los 12 caracteres. Es decir, cuanto más corto mejor para que les sea fácil de recordar a tus visitantes.
  5. Evitar guiones y el uso de caracteres especiales. Evita los guiones y el uso de caracteres especiales, como la “ñ”. Busca nombres llamativos y fáciles de pronunciar.
  6. Evitar números y errores ortográficos. Evita los números, los errores ortográficos y también los caracteres repetidos. Es más fácil recordar mipagina.es que mipajina.es o mipagiina33.es.
  7. Extensiones gratuitas. Si escoges una extensión gratuita – en muchas ocasiones poco conocidas – contrarresta el efecto con una palabra clave que no olviden tus visitantes. No es lo mismo maria.tk que maria.com.
  8. Comprueba si la marca está registrada. Por último, no te olvides de comprobar si la marca está registrada porque es ilegal registrar un dominio en esas condiciones salvo que tengas un acuerdo previo con la marca.

Esta lista es una contribución de www.leapperu.com.

¿Qué extensión de dominio o TLD es mejor?

Cada semana aparecen nuevas extensiones de dominios en Internet que nos hacen un poco más difícil elegir la más adecuada.

Como ya comentamos en otro artículo, existen dos grandes grupos, los gTLD (como las extensiones .com, org o .net) y los ccTLD, correspondientes a cada país (como .es o .ar), pero desde el año 2013 la Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) decidió liberalizar cientos de dominios de nivel superior (gTLD).

Hoy es posible elegir llamativas extensiones relacionadas con un negocio o con ideas o conceptos. Entre ellas figuran dominios de alto nivel (gTLD) como .viajes, .marketing, .media, .global, .news o .best, entre otros. Podemos ver toda la lista en esta página de ICAAN.

Pero la cuestión aquí es cuál elegir para posicionar mi proyecto web. Te damos algunas claves en el siguiente epígrafe.

¿Qué extensión registrar para posicionamiento SEO?

Los dominios geográficos de nivel superior o ccTLD son los indicados para posicionar tu sitio web en un país específico porque de esta manera le estás diciendo a Google que quieres posicionarte en el territorio de tu elección. Por ejemplo, en España es recomendable un .es, en México un .mx o en Argentina .ar

Si en el futuro, además, quieres proyección internacional, siempre es recomendable registrar también los gTLD .com y .net para salir de las fronteras de nuestro país.

Cuando queremos competir internacionalmente, Google nos da una serie de recomendaciones sobre las extensiones de dominio y nos aconseja, entre otros, .com, .org y .net.

Los nuevos gTLD, como .catalonia o .tienda, guardan relación con referencias locales o nos informan sobre la actividad de una web, pero en principio los expertos señalan que no influirán en el SEO.

¿Sabías que?

La clásica extensión .org es nació para proyectos como software libre, además de para ONGs, pero hoy en día no hay restricciones y lo cierto es que esta extensión genera confianza porque refleja tu compromiso con una causa.

Es un gTLD habitualmente utilizado por instituciones civiles o religiosas, organizaciones medioambientales, colegios e institutos, servicios legales o agrupaciones de voluntarios, entre otros.

¿Son recomendables las extensiones gratuitas?

No son muy aconsejables para un sitio web de carácter comercial por varios motivos. En primer lugar, una extensión .tk, por ejemplo, no da una buena imagen profesional porque todo el mundo sabe que es un TLD gratuito.

Puedes comprar una extensión .tk y con su adquisición deja de tener limitaciones (requiere 25 visitas diarias durante 90 días, no se puede transferir y no puede estar inactivo, entre otras), pero una de sus grandes desventajas es que no posiciona en Google.

Tampoco posicionan bien las extensiones gratuitas .cf, .ml, .gq y .ga, pero siempre puedes utilizarlas para un blog en el que no estén previstas muchas visitas.

¿Cómo puedo comprobar que un dominio está disponible?

Para verificar si un dominio está libre basta con realizar una búsqueda en casi cualquier página de registro de dominios o en un buscador whois.

Te lo explicamos paso a paso:

  1. Introducir el dominio deseado en el buscador.
  2. Esperar unos segundos y ver si la extensión que queremos está disponible.
  3. Si el dominio está ocupado, comprueba si tu dominio está disponible con otra extensión.

Ten en cuenta que los registradores de dominios normalmente no te ofrecen todas las extensiones que existen y que no hay ningún buscador whois que soporta todas las extensiones.

Por eso te aconsejamos que registres tu dominio a través de ComparaHosting.com y que uses las herramientas que te sugerimos en este artículo para verificar si tu dominio está disponible o no.

¿Cómo verifico que un gTLD está disponible?

La manera más eficaz de comprobar que un gTLD está disponible es escribir directamente en el navegador https://whois.icann.org/es.

Los dominios deben estar registrados públicamente y whois es un directorio público que nos ofrece información sobre su disponibilidad, además de aportar otros datos de gran relevancia, como por ejemplo cuándo expirará el dominio.

Recordatorio:

Los gTLD incluyen entre otras las extensiones .com, .net y .org. También engloban los nuevos dominios como .tienda o .travel.

¿Cómo compruebo que un ccTLD está disponible?

En Argentina recurrimos a https://nic.ar/ y aquí vemos tasas.

En Bolivia escribimos https://nic.bo/ y aquí vemos su disponibilidad y su precio.

En Chile basta con dirigirnos a https://www.nic.cl/ y aquí tenemos las tarifas.

En Colombia nos dirigimos a https://www.cointernet.com.co/.

En Costa Rica basta con entrar en https://www.nic.cr/ para ver precios y disponibilidad.

En Ecuador escribimos https://nic.ec/ y aquí tenemos el coste de cada uno de ellos.

En El Salvador recurrimos a la página http://www.svnet.org.sv/  y aquí vemos los precios.

En España utilizamos la siguiente página: http://www.dominios.es/dominios/es/busca-tu-dominio. Aquí tenemos los precios.

Para Guinea Ecuatorial es necesario entrar en  http://www.dominio.gq y aquí podemos ver el precio de la extensión.

En Guatemala nos dirigimos a https://www.gt/ y aquí podemos ver las tasas.

En Honduras nos dirigimos a http://nic.hn/ y aquí podemos ver clasificación y precios.

En México basta con escribir http://www.nic.mx/. Aquí vemos la disponibilidad y aquí los precios.

Para Nicaragua basta con escribir http://www.nic.ni para ver la disponibilidad.

En Panamá acudimos a  http://www.nic.pa/  y aquí vemos las tarifas.

En Paraguay basta con entrar en http://www.nic.py/ y aquí vemos los precios.

En Perú acudimos a la página https://punto.pe/ y aquí vemos su disponibilidad y su coste.

En Puerto Rico acudimos a https://nic.pr/  y aquí vemos los precios actualizados.

Para República Dominicana recurrimos a https://www.nic.do/ y aquí vemos la disponibilidad.

En Uruguay recurrimos a https://www.nic.uy/Registrar/ y aquí nos indican las tasas.

En Venezuela acudimos a https://solicitudes.nic.ve/. Actualmente este enlace no es seguro.

¿Cómo saber quién es el dueño de un dominio?

Podemos realizar muchas combinaciones con nombres y TLDs, pero a veces tenemos tan claro el dominio que queremos que nada nos satisface. Para localizar al dueño de un gTLD podemos utilizar la herramienta whois propia del organismo oficial ICAAN. Para los ccTLDs recurrimos al whois del registrador de dominios del país respectivo (véanse enlaces en la sección anterior).

Sin embargo, no siempre es posible saber quién es el propietario de un dominio porque sus dueños añaden la opción de privacidad denominada “Vhois Guard”. Este servicio -también denominado Whois Privado, Whois Privacy o Whois Protection – protege la información personal del dueño del dominio.

No todas las extensiones permiten el servicio de privacidad “Whois Guard”, especialmente los ccTLD, pero cada día se amplía más y suele estar habilitado para extensiones habituales como “com”.  Cuando esta opción está disponible podemos enviar un correo electrónico a una dirección anónima con la esperanza de que el propietario legal del dominio conteste a nuestra petición. 

¿Cómo registrar un dominio?

Adquirir un dominio no ofrece gran dificultad, puesto que en realidad estás suscribiendo un contrato entre dos partes. Pese a ello, es recomendable seguir una serie de pasos para completar el proceso, como te contamos a continuación:

  1. Busca un proveedor o registrador de dominio que te ofrezca confianza y no dudes en contrastar las ofertas de las diferentes compañías a través de ComparaHosting.com. Siempre es mejor preguntar que quedarte con el primero que te ofrezca una “ganga”. Los chollos no existen.
  2. Introduce el nombre que quieres registrar y comprueba si está disponible.
  3. Elige bien la extensión que interesa más a tu proyecto web y no caigas en escoger la más barata.
  4. Una vez seleccionado el dominio dirígete al apartado de registro.
  5. Introduce los datos personales que te solicitan para figurar como titular del dominio.
  6. Selecciona la duración del registro de dominio.
  7. Ingresa el coste del dominio y… ¡listo!

[agregar video]

¿Cómo conseguir un dominio que ya tiene dueño?

Si el dominio está registrado significa que cuenta con otro titular, pero no debemos arrojar la toalla porque todavía podemos tener alguna oportunidad de registrarlo, como vamos a ver a continuación en tres sencillos pasos:

  1. Comprueba si está a la venta. Puedes investigar en los mercados secundarios, como sedo, una gran plataforma de compra-venta de dominios ya registrados.
  2. Puedes contactar directamente con el titular del dominio. Para ello, basta una búsqueda a través de Whois. Una vez localizado el propietario, podemos hacerle una oferta para una posible transferencia del dominio.
  3. O puedes recurrir a un intermediario, que es una persona acostumbrada a negociaciones y que también puedes encontrar en sedo. De esta manera, evitas las posibles complicaciones que puedan surgir al pactar directamente, pero tienes que tener en cuenta que esta opción supone unos gastos porque el intermediario también querrá cobrar su comisión por el trabajo realizado.

¿Cómo transferir un dominio de un proveedor a otro?

Para transferir un dominio siempre es necesario contactar con el proveedor de alojamiento o con el agente registrador, en su caso, que son los que contactan directamente con los operadores de registro de dominios o  NIC (Centro de Información de Red, en español), el organismo que se encarga realmente de la tranferencia de TLDs.

La transferencia de un dominio de un proveedor a otro requiere contar con el AuthCode o contraseña de dominio, en realidad un código de seguridad que refleja que un dominio tiene dueño o está registrado. Una vez conseguido el código, ya es posible la tramitación del registro en otro proveedor. Los pasos son los siguientes:

  1. Es importante que  antes de la transferencia hagas una copia de seguridad de los datos de tu sitio web.
  2. Conseguir el código de seguridad o AuthCode.
  3. Cubrir un formulario de registro para el nuevo proveedor y aportar el AuthCode cuando nos lo pidan.
  4. El nuevo proveedor realizará el traslado cuando reciba la confirmación del propietario anterior, un proceso cuya duración dependerá del proveedor.
  5. Importamos la base de datos cuando esté registrado el dominio con el nuevo proveedor y se active el servicio de hosting.

¿Es suficiente un dominio para lanzar un blog o sitio web?

No basta un dominio para lanzar tu proyecto web. Un dominio es solo un nombre que identifica tu sitio en Internet, pero necesitarás un hosting para alojar tus contenidos, ya sean estos imágenes, vídeos u otro tipo de archivos.

Una buena opción es acudir a las comparativas de ComparaHosting y elegir un almacenamiento web adecuado a tus necesidades.

Esperamos que el artículo te haya sido útil y, no te olvides, si esta información te ha resultado interesante – ¡comparte el artículo en tus redes sociales!

Etiquetas: Dominios

Patricia Sanjorge

Patricia Sanjorge

Patricia Sanjorge es una periodista con más de quince años de ejercicio en prensa escrita, ya sea en medios tradicionales o en el mundo digital. Fanática de las nuevas tecnologías, es una persona polivalente, a la que le encanta aprender cosas nuevas y con una clara vocación por la escritura, su gran pasión.