21995154_m2
Se dice que el HTTP es un protocolo “sin estado”.
123rf.com jwadir

¿Sabes cómo evitar ser estafado cuando compras un producto en línea? ¿Seguro? Según Fortinet, América Latina y el Caribe recibieron casi tres millones de  ataques cibernéticos durante el primer trimestre de 2020 mediante amenazas de phishing. Las ventas online prosiguen su camino ascendente, pero con ellas también crece la ciberdelincuencia.

Por eso mismo, debes verificar que compras en sitios seguros, además de certificar la estrategia SEO para tu sitio web. Es muy diferente que la dirección del navegador comience por HTTP o por HTTPS. Tranquilo, te lo vamos a explicar detenidamente para que veas cómo una sola letra marca una gran diferencia.

Datos esenciales

  • El protocolo HTTP fue diseñado en 1992 y es conocido como cliente-servidor. El navegador solicita información y esta es respondida por un servidor en forma de página HTML.

  • HTTP no guarda las conexiones de Internet que hayas realizado, pero si almacena las “cookies” o “galletas informáticas” para entrar en sitios ya visitados sin inicio de sesión.

  • El protocolo HTTPS en realidad responde a la evolución de HTTP, pero con mucha más seguridad gracias a la implantación del certificado SSL, en realidad SSL/TLS, como verás en las siguientes líneas.

Descubre y compara empresas de Hosting Compartido

¿Estás buscando un Hosting Compartido? Comparahosting te brinda las mejores comparativas de hosting en español.

Lo que debes saber sobre los protocolos HTTP y HTTPS

¿A qué nos referimos cuando hablamos de protocolos HTTP y HTTPS? ¿Cómo funcionan? Estas y otras preguntas son de gran interés si tienes una tienda online, pero comencemos por el principio. ¡Presta atención!

Identificar un sitio web con https es muy sencillo porque verás un candado verde o gris en la barra de navegación (al principio de la URL del dominio, donde escribes la dirección)
123.com axelq145

¿Qué es exactamente el protocolo HTTP y cuál ha sido su evolución?

Hypertext Transfer Protocol, por sus siglas en inglés, o Protocolo de Transferencia de Hipertexto, en español, es el protocolo en el que se basa Internet. En palabras más técnicas, es el que define la semántica y la sintaxis para lograr el intercambio de información entre el navegador y el servidor. En otras palabras, es quien determina el lenguaje de la web.
El protocolo está basado en un esquema muy sencillo: petición-respuesta entre cliente y servidor. El “cliente” generalmente es un navegador que hace una petición al servidor y este envía la información en forma de página web a los dispositivos. Actualmente utilizamos la versión HTTP/2, pero ya se trabaja en la versión HTTP/3 para un Internet todavía más rápido.
Se dice que el HTTP es un protocolo “sin estado”. Es decir, que no guarda los datos de conexiones realizadas, pero sí se almacenan las “cookies”. Estos pequeños paquetes de datos se conocen se guardan en nuestro dispositivo y pueden reconocer si el usuario ya había visitado el sitio anteriormente.

¿Sabías que el protocolo HTTP no contaba en su inicio con ningún número de versión? Posteriormente se denominó HTTP/0.9 para diferenciarlo de las versiones siguientes.

¿Cómo funciona el protocolo HTTP?

Este protocolo es conocido como cliente-servidor. Los mensajes enviados por el cliente a través de un navegador se denominan solicitudes o peticiones y los mensajes de solución enviados por el servidor se llaman respuestas.

HTTP utiliza diversos verbos en mayúscula, al principio de cada solicitud, para enviar y recibir información del navegador. Además, señalan al servidor lo que deben hacer con los datos que ha identificado en la URL. Los siguientes verbos, también denominados métodos HTTP, son los más habituales:

  • GET: Es el verbo o método más habitual para solicitar datos, aunque no para modificarlos.

  • POST: Envía datos a un servidor para su actualización.

  • PUT: Remite datos al servidor para crear un recurso y también para actualizarlo.

  • HEAD: Es igual que GET, pero no incluye el cuerpo de respuesta, y sirve para describir las acciones para las que se solicita su realización.

  • DELETE: Borra los recursos que identifica la URL de la petición. Por lo tanto, elimina la información entregada.

Es decir, que tanto el cliente como el servidor intercambian información sobre los recursos que han identificado las URL.

¿Sabías que el protocolo HTTP fue creado en 1992 por Netscape para el navegador Netscape Navigator?

Entonces, ¿qué es exactamente HTTPS?

HTTPS es la evolución de HTTP en una versión más segura. Este protocolo incluye una capa extra de protección al inicio de sesión en un sitio web. Se integran los certificados de seguridad SSL/TLS a través del cifrado o encriptación de datos.

HTTP/0.9 tenía muchas limitaciones, de ahí la evolución, primero a HTTP/1.0 y después a HTTP/1.1. Este último se mantuvo estable durante quince años, aunque hubo dos revisiones y así llegamos a 2015, cuando se estandarizó oficialmente HTTP/2 sin necesidad de una adaptación previa de los sitios web. Posteriormente, HTTPS fue mejorado con la implementación de TLS.

En realidad, HTTPS actualmente utiliza TLS (Transport Layer Security, por sus siglas en inglés) en el certificado de seguridad porque es más seguro. Pese a ello, se sigue utilizando la denominación SSL para hacer referencia a la seguridad mediante encriptación o cifrado. Es más, los TLS son versiones actualizadas de los SSL.

¿Sabías que para una comunicación efectiva el protocolo HTTP recurre al puerto 80 y HTTPS al puerto 443?

HTTP versus HTTPS

¿Cuáles son las diferencias entonces entre HTTP y HTTPS? ¿Es necesario actualizar el protocolo HTTP a HTTPS? ¿Si no lo hago dejará de verse mi sitio web? Te contestamos a esta y otras preguntas, ¡no pierdas detalle!

Es evidente que la principal diferencia entre el HTTP y el HTTPS es esa “S” al final. Pero, ¿qué significa esta letra adicional? Simplemente indica que es la versión SEGURA del HTTP. (Fuente: Rvlsoft/ 123rf.com)
123.com saert12

¿Cuáles son las principales diferencias entre HTTP y HTTPS?

Como ya sabes ahora, la capa adicional de HTTPS utiliza una forma más segura de transportar los datos, conocida como SSL, a comparación del HTTP. No obstante, esa no es la única diferencia que hay entre los protocolos. Es por esta razón que, para ilustrarte de mejor manera estas diferencias, hemos realizado el siguiente cuadro. Veamos.

HTTPHTTPS
Http significa Hypertext Transfer Protocol, por sus siglas en inglés, o Protocolo de Transferencia de Hipertexto, en españolHttps significa Hypertext Transfer Protocol Secure, por sus siglas en inglés, o Protocolo de Transferencia de Hipertexto Seguro, en español
Su nivel de seguridad es bajo y es accesible a los piratas informáticosEste protocolo añade “s” al final, en referencia precisamente a la seguridad
Los datos son accesibles si se intercepta la comunicaciónLos datos se transmiten de forma segura gracias al certificado SSL
Es un protocolo cliente – servidor y la información no “viaja” cifrada o encriptadaCombina htpps con el protocolo SSL/TLS, es decir, que la información “viaja” cifrada, encriptada u oculta
Este protocolo no incorpora capas extra de seguridadIncorpora TLS (Transport Layer Security) como capa de seguridad adicional
Http no necesita validación de dominioHttps sí requiere de validación de dominio
Identificarás rápidamente un sitio web con http al ver las palabras “no es segura”, tanto en navegadores como Google Chrome u otros como Firefox o Internet ExplorerIdentificar un sitio web con https es muy sencillo porque verás un candado verde o gris en la barra de navegación (al principio de la URL del dominio, donde escribes la dirección)
Las páginas se cargan más rápido y con más velocidadLa velocidad es menor al utilizarse cifrado, pero esto se resuelve con http/2
Certificados SSL: ¿Qué son y por qué los necesito?
Leer más

¿Es necesario pasar de HTTP a HTTPS?

Definitivamente, sí. Si tienes un sitio web y valoras la seguridad de tus usuarios, ya deberías haberte pasado al nuevo protocolo. De hecho, Google advirtió en su momento que julio de 2018 era la fecha límite para realizar los cambios. De lo contrario, penalizaría las páginas sin HTTPS, como así ha ocurrido.

El protocolo HTTPS es muy necesario en Latinoamérica, donde Google Chrome es el navegador más habitual. La penalización supone descender en las posiciones de las búsquedas en sus navegadores. Es decir, afecta al posicionamiento SEO, ¡fundamental para tu sitio web!

¿Cómo sé si estoy usando HTTP o HTTPS?

Es muy sencillo identificar si el protocolo HTTPS está activado al navegar. Solo debes fijarte en la parte superior izquierda de tu navegador. Si tu URL inicia con https://, o bien, antes de la dirección se muestra un recuadro en verde con el nombre del sitio o un candado y la leyenda “seguro”a un lado, entonces sí se está utilizando.

Resumen

Contar con el protocolo HTTPS es crucial si tenemos un sitio web. Su implantación aporta una seguridad extra para los usuarios, además influye en el posicionamiento SEO, de ahí su relevancia. Este protocolo, está indisolublemente unido al certificado SSL, un seguro extra contra los hackers y piratas informáticos.

Si tu sitio web todavía no cuenta con esta certificación, ¡no pierdas tiempo! No des muchas vueltas al asunto y protege de la mejor manera tu negocio digital. Sin el protocolo HTTPS es probable que todos tus clientes se espanten por falta de confianza o sean vulnerables a un futuro robo de información.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales para que otros se beneficien del contenido. Si lo prefieres, déjanos un comentario y te contestaremos encantados. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Skylarvision/ pixabay.com)

sobre nosotros 01

Sobre Nosotros

Misión y Visión

Valores

politicas 01

Políticas del Sitio

Políticas de privacidad

Políticas de cookies

anunciate 01

Anúnciate con nosotros

ads@comparahosting.com

X